CONOCER SANT ANTONI DE PORTMANY

Ambiente festivo todo el dia

 

     En los 127 kilómetros cuadrados del municipio de Sant Antoni de Portmany, se ofrece al visitante un interesante patrimonio y un paisaje interior sorprendente, la posibilidad de disfrutar de sus tranquilas playas, de degustar una gastronomía excelente y variada o tomar parte de su oferta deportiva de primer nivel, alternativas que complementan su oferta de ocio nocturno y sus bellas puestas de sol frente a sus costas.

     Bosques de pinos y sabinas, valles de almendros y olivos. La naturaleza y el paisaje son dos de los puntos fuertes de este municipio, enmarcado por una costa salpicada de playas y un interior que definen sus campos cultivados y sus montañas. Una de las zonas protegidas de mayor interés es "Es Amunts", una sierra de 29 kilómetros, compuesta principalmente de bosques de pinos y sabinas. Las playas de este municipio sorprenderán al viajero por su belleza. Aguas cristalinas y arena blanca en un marco de naturaleza agreste para desconectar y fundirse con la naturaleza.

     El patrimonio cultural de Sant Antoni es variado y sorprendente, desde sus pinturas rupestres hasta las blancas iglesias, pasando por las ruinas de las torres de defensa. Tampoco hay que olvidar su amplia oferta de vinos, bajo la indicación geográfica de Vinos de la Tierra de Ibiza.
Sant Antoni de Portmany
     Sant Antoni de Portmany es uno de los lugares más conocidos por los turistas europeos, por la espléndida belleza de su Bahía y sus espectaculares puestas de sol en la costa de ses Variades. La llegada de turistas cada verano ha transformado la vida de este pueblo, que hace medio siglo estaba por completo dedicado al campo, al mar y a las tradiciones más ancestrales de la isla. Hoy en día, Sant Antoni tiene una importante oferta de hoteles, hostales y apartamentos y ofrece todo tipo de servicios para los turistas.

     En el paseo maritimo y en las calles interiores del pueblo, existen numerosos bares, restaurantes y todo tipo de comercios, entre los que pueden encontrar moda ibicenca y otros productos específicos de la isla como telas bordadas a mano, trabajos en piel, cerámica, bisuteria y una oferta gastronómica que incluye productos de repostería, quesos, sobrasadas, licores o vinos, entre otros.
     Fuera del centro urbano de Sant Antoni, se encuentra la cueva de ses Fontanelles, que alberga una colección de pinturas rupestres. Esta cueva, también recibe el nombre de sa Cova des Vi (cueva del vino), ya que sirvió de bodega.
Otro punto de interés es la Capilla de Santa Agnès que se encuentra subterránea en el interior de una colina.
Tampoco hay que olvidar que muy cerca de Cala Gració está el Aquarium des Cap Blanc donde el visitante puede contemplar la variedad de la fauna marina pitiusa.
     La Bahía de Sant Antoni es un lugar muy frecuentado por los residentes de la isla y por los turistas, tanto de día como en la noche. El punto neurálgico es el Passeg de ses Fonts, donde pueden encontrar una variada oferta de bares, restaurantes y tiendas, en torno a la fuente central que en las noches de verano es el escenario de un refrescante espectáculo de luz y sonido.

     Se puede dar un largo paseo por la Bahía, recorriendo las playas de s'Arenal y es Pouet que acogen gran número de bares, hoteles, restaurantes, comercios, y también un mercadillo de artesanía, donde se dan cita pintores especializados en retratro y caricatura.

     La Bahía también es el escenario de un espectacular castillo de fuegos artificiales en el mes de agosto, el día 24, fiesta de Sant Bartomeu, cuando miles de personas se reúnen frente al mar para disfrutar una magnifico castillo de fuegos artificiales. A lo largo del año se celebran numerosos conciertos al aire libre y actividades dirigidas a todos los públicos, en el mismo Passeig de ses Fonts.
Sant Mateu d' Aubarca
     Sant Mateu se encuantra situado a unos 13 Km. de Sant Antoni de Portmany dirección noreste. Es un pueblo agradable y pequeño que esta consolidado como tierra de vinos y que cultiva una antigua tradición de amor al vino. En el mes de diciembre se celebra la Fiesta del Vino, en la que se dan cita cientos de personas para catar los vinos de la isla. El centro del pueblo está integrado por la iglesia construida a finales del siglo XVIII, un bar, el cementerio y muy pocas viviendas, lo que le convierte en una delicia.

     Dentro de la Eivissa rural y en esta misma zona destaca Buscastell, un área donde empaparse todavía más del sabor del campo pitiuso, ya que alberga el mayor cultivo de vid de la isla y donde, además, se elabora un notable vino tinto y un riquísimo y afrutado blanco. El pueblo cuenta con varias bodegas con su propia denominación geográfica de Vinos de la Tierra de Ibiza.
     En su costa llena de acantilados y montañas encontramos la zona de "es Amunts". La composición calcárea de esta zona ha originado la formación de barrancos y torrentes entre sus pinos y sabinas, regalando a la vista un espectáculo de colores de la naturaleza. Su costa también nos deja un magnifico rincon que es cala d'Albarca a donde solo se puede llegar andando por un sendero. En el Cap d'Albarca se encuentran las ruinas de la Torre d'en Lluc, que fue una muralla y dos torres de vigilancia, en la que hoy en dia aún no se sabe a que época perteneció.
Santa Agnès de Corona
     Santa Agnès es un pueblo pequeño en el que reina la calma y que se convierte en el principal atractivo de la isla los dias festivos y las noches de luna llena de enero y febrero, ya que muchos ibicencos acuden al llano para contemplar sus cientos de almendros en flor.

     Se puede disfrutar del área de "es Amunts", catalogada como zona natural protegida saliendo por la carretera de Santa Agnès dirección a Sant Rafael. Esa carretera destaca por su color verde y su olor a naturaleza ya que son escasas las viviendas que hay construidas.
     Santa Agnès cuenta con un acantilado denominado "Sa Penya Esbarrada" también conocido como "Ses portes del Cel" ya que desde ahí hay unas vistas maravillosas hacia el orizonte y hay días en los que se pueden ver dibujadas corrientes marinas, trazando como un camino. Desde aquí se puede contemplar la isla de "Ses Margalides", una roca con forma de "boomerang" con un hueco en el centro y hacia la izquierda (bien señalizado) se encuentra los restos de una casa payesa de la época de los musulmanes que data del siglo XII.
Sant Rafel de sa Creu
     A 8 kilómetros de Sant Antoni y próximo a Eivissa se encuentra este tranquilo pueblo, cuyo centro urbano tiene bares y restaurantes frecuentados por personas de toda la isla. Su iglesia encalada, construida entre 1.786 y 1.793, sobre un mirador, tiene excelentes vistas a Eivissa y al mar.El único pueblo de la isla que ha sido declarado "Zona de Interés artesanal", ya que en él trabajan algunos de los mejores ceramistas de la isla, que han creado escuela con piezas de inspiración púnica.

     Es el único pueblo de la isla que ha sido declarado "Zona de Interés artesanal", por la actividad ceramista que se leva a cabo en sus diferentes talleres y la producción de piezas de gran valor artístico. La mayoria de sus piezas son de inspiración púnica y tradicional pero otras reflejan las tendencias mas modernas del arte.
     Cabe destacar que el pueblo cuenta con un hipódromo donde se celebran las carreras de trotones, donde el conductor va sentado en un carro ligero enganchado al caballo, y que es cita obligada para todos el día 1 de marzo (día de Baleares) después de comer. Este pequeño pueblo, cuenta, en su periferia, con la discoteca más grande del mundo inscrita en el Libro Guiness de los Records (Privilege) que se caracteriza en su exterior por una enorme cúpula de 25 metros, 6 km2 de extensión y un aforo de más de 12.000 personas.

Playa des Pouet (Sant Antoni de Portmany)
     Recibe este nombre por la existencia de un antiguo pozo que se encuentra en la orilla. Es una de las playas mas populares de la localidad de Sant Antoni que, a pesar de encontrarse en una zona urbana, destaca por la limpieza de su arena y la transparencia de sus aguas. Es muy apreciada entre los visitantes que se hospedan en los alojamientos cercanos. Su escasa profundidad la hace ideal para que jueguen los niños.

Dimensiones: 150 m. de longitud y 35 m. de anchura.

Orientación: Nordeste.

Sustrato: Arena fina natural de color claro.

Fondo marino: Arena, poca profundidas y suave desnivel.

Entorno: Urbano, turístico.

Localización:En la Bahia de Sant Antoni, a 1,5 Km. del centro de Sant Antoni dirección oeste.
Playa de s'Arenal (SAnt Antoni de Portmany)
     Paralelamente a la playa transcurre el paseo marítimo de Sant Antoni bordeando la línea de costa de su espectacular bahía. Entre sus mayores ventajas destacamos la variedad de servicios disponibles, la proximidad al centro de la localidad y la limpieza de su arena. Aproveche la hora del ocaso para salir a pasear y disfrute de un espectáculo de colorido inolvidable.

Dimensiones: 650 m. de longitud y 15 m. de anchura.

Orientación: Noroeste.

Sustrato: Arena fina natural decolor tostado, recuperada de fondos marinos próximos.

Fondo marino: Arena. Muy poca profundidad.

Entorno: Urbano .

Localización:En la Bahia de Sant Antoni, a 300 m. del centro de Sant Antoni dirección oeste.
Caló des Moro (San Antonio de Portmany)
     Pequeña cala tranquila y familiar, situada muy cerca del núcleo de San Antonio. Su fácil accesibilidad y la cercanía de varios hoteles y apartamentos turísticos hacen que esté siempre bastante concurrida.
Emplazada en una zona rocosa ideal para el buceo de superficie.

Dimensiones: 80 m. de longitud y 20 m. de anchura.

Orientación: Oeste.

Sustrato: Arena fina natural de color claro.

Fondo marino: Arena y zonas de rocas con algas.

Entorno: Urbano.

Localización:A 1 Km. del centro de Sant Antoni dirección norte.
Cala Gració (San Antonio de Portmany)
     Pequeña cala muy frecuentada por las familias de la zona, encajada entre suaves promontorios rocosos y un frondoso bosque de sabinas y pinos. Cuenta con multitud de servicios, entre los cuales hay un chiringuito. Tiene una peculiar forma triangular, estrecha y con una lengua de arena que se interna en el bosque. A poca distancia podemos visitar el acuario natural de Cap Blanc.

Dimensiones: 80m de longitud y 150m de anchura.

Orientación: Oeste.

Sustrato: Arena fina natural de color tostado.

Fondo marino: Arena y zonas rocosas con algas. Profundidad reducida con suave desnivel gradual.

Entorno: Residencial.

Localización:A 1,5 Km. del centro de Sant Antoni dirección norte.
Cala Salada (San Antonio de Portmany)
     Playa compuesta por una cala mayor y otra menor, llamada Cala Saladeta, separada por unos acantilados rocosos en los que se integran un grupo de antiguas casetas de varadero, utilizadas por los pescadores de la zona para proteger sus tradicionales embarcaciones, conocidas como "llauts". Tranquila y familiar, rodeada de frondoso bosque mediterráneo, está llena de rincones donde relajarse admirando el paisaje o darse un baño en sus transparentes aguas.

Dimensiones: 80m de longitud y 25m de anchura.

Orientación: Oeste- Suroeste.

Sustrato: Arena natural de grano medio.

Fondo marino: Arena con algunas zonas de rocas.

Entorno: Natural.

Localización:A 4 Km. del centro de Sant Antoni dirección norte.
Punta Galera (San Antonio de Portmany)
     Se encuentra en la base de un escarpado acantilado. Está formada por enormes losas de piedra de diferentes alturas, surgidas de la explotación de una antigua cantera, que hoy constituyen terrazas naturales perfectas para tomar el sol y bañarse en sus cristalinas aguas. Un lugar muy poco frecuentado, que se ha convertido en uno de los preferidos para la práctica del nudismo. Si busca quietud y silencio, esta puede ser su mejor elección.

Dimensiones: 20 m. de longitud y 3 m. de anchura

Orientación: Oeste -Noroeste.

Sustrato: Losas de piedra.

Fondo marino: Rocas y abundante vegetación submarina. Profundidad media +/-3 m.

Entorno: Natural.

Localización:A 4 Km. del centro de Sant Antoni dirección norte.

Sant Antoni Abad
     Fue mandada construir en el año 1305 por el arzobispo de Tarragona, debido a las peticiones de los habitantes de Portmany. Aquella primera iglesia fue dedicada a San Antonio por los parroquianos. El edificio tiene unas dimensiones de 27x9x9,5 metros, construido en piedra de arenisca del lugar unido con mortero de cemento de forma tradicional, con paredes oblicuas y revestido de cal. La espadaña del campanario es del tipo doble. El porche es doble teniendo en uno de ellos el pozo y el baptisterio. El interior esta sobre una nave única con bóveda de cañón.

     En el siglo XVI ya hay documentación que habla de una iglesia fortificada con una torre de base cuadrada, almenas y el aspecto defensivo que siempre la han caracterizado. En 1644 se iniciaron importantes obras de ampliación y reforma, provocadas probablemente por el aumento de la población. Estas obras no acabaron hasta bien entrado el siglo XVIII, con la construcción de los porches y la casa parroquial. En 1785 pasó a ser parroquia, con la denominación de San Antonio Abad.

     Aparte del templo, son remarcables algunas obras de arte como la escultura de San Antonio del siglo XVIII, el retablo recientemente restaurado, el éxtasis de San Antonio en la capilla del santo, el zócalo de azulejos del presbiterio, la pila de agua bendecida sostenida por un ángel, los cuadros de los Santos Médicos Cosme y Damián o todo el retablo de San Roque (1719), que se puso en la capilla del santo por la gran fiesta que los portmanyins le dedicaron después de la peste de 1652 , en la que no hubo ningún muerto del pueblo.
Sant Mateu Apóstol
     Es una de las iglesias más bonitas de la isla por su esbeltez de trazos. La construcción de la iglesia de San Mateo apóstol comenzó en 1787 y finalizó once años más tarde, en 1798. Mientras se construia la iglesia, comenzaron las misas en la casa de Can Toni Cardona y una vez finalizada se empezó a oficiar misa allí. Se entra por un porche con doble arcada y techo de sabinas. En el interior destaca la nave única con pequeñas capillas laterales, a ambos lados. Tiene unas medidas de 21,5x5,5x9,5 metros .
     En 1873 el albañil Miguel Torres, Cires, llevó a cabo la remodelación del presbiterio de la iglesia de Sant Mateu, que era mucho más pequeño y estrecho que en la actualidad, casi un siglo después, se terminó la construcción del altar mayor, en 1963.

     Los porches de misa, con tres arcos exteriores y cinco interiores, se construyeron los años 1884 y 1885 y tienen una bonita cubierta de vigas y taujeles de sabina. El retablo que podemos contemplar hoy fue instalado en el año 1991, procedente de la iglesia de la Santa Cruz de Pedreguer (Alicante).
Santa Àgnes Verge i Martir
     Las obras del templo comenzaron en el año 1786 y finalizaron en 1812. La iglesia de Corona, dedicada a Santa Inés, se encuentra entre las parroquias que, en el año 1785, el obispo Manuel Abad y Lasierra decretó que se construyeran. El edificio tiene unas dimensiones de 19'5x5'5x5'5 metros, toda ella construida con piedras de arenisca unidas con mortero de cal, así como el revocó en cal blanca, dispone de una nave única compuesta de cinco tramos y capillas laterales con bóveda de cañón, el porche es pequeño con doble arcada y el techo de sabinas.

     Santa Inés era una santa que despertaba una gran devoción en Portmany desde tiempos inmemoriales ya que se encontraban relativamente cerca de la Cueva de Santa Inés y tomaban parte muy activamente a las fiestas que allí se celebraban, en especial el 24 d'agosto, día de San Bartolomé.

     Mientras duraron las obras de la construcción del nuevo edificio, las celebraciones religiosas se oficiaban en Can Jordi, casa situada en el Pla de Corona. El año 1806 la iglesia estaba muy adelantada, pero opiniones contrarias al lugar elegido para erigirla casi provocaron que se tumbara para mudarla de lugar. Los porches de la iglesia fueron cubiertos entre 1825 y 1830 y se dió por terminado el templo.

El edificio destaca por su sencillez rural y por ser más baja que otros templos similares del campo ibicenco. Dispone de capillas laterales con dos más profundas que forman la cruz latina. En la capilla honda se venera a la virgen del Rosario, talla del siglo XIX, y tiene dos entradas porque según se cuenta, se tuvo que abrir una nueva al cometerse un crimen en la puerta existente.
Sant Rafel Arcángel
     Fue manda construir en 1786 y no fue terminada hasta 1797 pero ya en el año 1793 se celebro la primera misa, aprovechando que se termino de cubrir la bóveda del tejado. Las dimensiones del templo son de 20,5x9x9 metros y esta costruida con piedra de arenisca unidas con mortero de cal, que en algunos puntos sus muros llegan a tener unas dimensiones de dos metros de grosor. En 1854 ya fue necesaria una intervención ya que muchos feligreses habían dejado de ir a misa por temor a que el techo se les cayera encima.
      Con la ampliación del edificio en 1864, la iglesia creció considerablemente, construyeron la casa del vicario, sobre la parte meridional de la del rector. Los porches del edificio son posteriores, y aunque no se conoce la fecha exacta de construcción, en una viga figura el año 1877 y el umbral de piedra de la puerta del templo lleva la fecha de 1926. El campanario actual fue terminado en 1900.

     Esta edificada sobre una sola planta con un prebisterio profundo y cada lado dispone de varias capillas. La nave central se apoya en sendos contrafuertes, solamente visible el del lado izquierdo ya que los del lado derecho quedaron integrados en la casa parroquial, dentro de sucesivas reformas.

     Del exterior destaca la hornacina donde se encuentra San Rafael y, en la parte superior la espadaña con forma de torre piramidal con flancos ondulados, donde alberga la campana de bronce, fundida en los talleres de Barcelona, corona el conjunto una pequeña cúpula de inspiración árabe. También destacan dos tipos de porches, uno con forma de “L” pegado a la entrada, datado en 1863 y otro lateral en 1877 en lo que posteriormente fue anexado a la iglesia.

     En 1936, durante la guerra civil, fue una de las iglesias de Ibiza que más sufrió los ataques radicales, su interior fue quemado y destruido. El actual altar mayor fue encargado por el párroco, fue terminado en 2006, su diseño trato de ser una copia viva del primitivo, no se disponía de ninguna fotografía y solamente pudo confeccionarse con las descripciones de las personas que lo conocieron antes de la quema. Las tallas de las capillas de San Rafael, Santo Cristo y varias vírgenes fueron instaladas actualmente pues hasta la imagen de San Roque desapareció en la etapa de la república.

Torres d'en Lluc, Sant Mateu d'Albarca
     Las Torres d’en Lluc son unas ruinas de una antigua muralla de dos metros de ancho y del que se conserva un tramo de 90 metros de longitud (aunque se cree que llegó a los 200 metros). Pero el nombre lo recibe por las dos torres que sobresalen en su parte occidental, sin parecido en el resto de la arquitectura defensiva de la isla ya que tienen forma rectangular aunque ovalada en sus polos.

     Buena parte de la muralla fue desmontada a principios del siglo XX por los payeses, que aprovechaban sus piedras para levantar paredes de piedra para el cultivo de árboles de secano o cereales.
     Los historiadores y los arqueólogos no han podido aclarar el origen de esta muralla porque no encontraron vestigios de que fuera usada ni habitada. Solo pudieron aclarar, dados los nulos restos encontrados, que el recinto fue levantado entre las postrimerías del alto imperio romano y los inicios de la dominación catalana por lo que la fortaleza podría tener casi 3.000 años. Hoy en día el misterio sigue vivo y se cree que nunca se podrá desvelar. Este lugar nos regala una vista maravillosa en uno de los lugares más escondidos de Ibiza.


    Para llegar a este misterioso punto de la isla, donde podremos contemplar unas espectaculares vistas de la costa del municipio de Sant Antoni y de la Cala d'Albarca, hemos de llegar a Santa Agnès y tomar la pequeña carretera que parte en dirección a Sant Mateu. A medio camino y dejando a mano derecha un pozo típico ibicenco encontraremos un camino que sale a mano izquierda que se bifurca nada más comenzar. Para llegar a las Torres d’en Lluc debemos tomar el desvío a la derecha. Hay que dejar el coche al final de la vía y coger un sendero por el que debemos andar unos 15 minutos.
Cova des Vi, Sant Antoni de Portmany
     Situada en una zona escarpada entre sa Forada y el Cap Nunó, esta cueva, a la que se accede desde Cala Salada, también recibe el nombre de sa Cova des Vi (cueva del vino), ya que sirvió de bodega. Sus paredes refrescantes ayudaban al vino a soportar mejor el calor, sin avinagrarse.

     Estas cuevas cuentan con las únicas pinturas rupestres que se han encontrado en la isla de Ibiza, los dibujos son esquemáticas, de color negro, de difícil interpretación y están un poco emborronadas. Según un arqueólogo francés, Henri Breuil, que las descubrió en 1.917, fueron realizados en la edad de Bronce (1.000 años a. C.) y se pueden apreciar dibujos de barcos.
     En 1920, el arqueólogo francés, publicó el esquema de una parte y también existen fotografías que han permitido conocer elementos que desgraciadamente ya no existen. En 1982 el arqueólogo Joan Ramón aportó una nueva visión al comparar estas pinturas con otras encontradas en Grotta Regina (Sicilia) que databan de la época púnica. En 1987, un grupo de arqueólogos, corroboraron las anteriores afirmaciones estudiando las fotos obtenidas de las pintura y basándose en la importancia de la cultura púnica en Ibiza.
    También se le denomina la cueva de “ses Fontanelles” ya que se confunde con otra cueva cercana que esta casi al nivel del mar y que posee una hendidura de agua dulce.
Cova i Capilla de Santa Agnès, Sant Antoni de Portmany
     Se trata de una cavidad natural subterránea cercana al núcleo urbano de Sant Antoni de Portmany y a la orilla del pie de la vertiente de levante de la Talaia del mismo nombre. Bajando por nueve o diez peldaños se encuentra una plazoleta bastante espaciosa de planta rectangular de la que destaca, en su frontal, un arco de piedra irregular de perfil moderadamente apuntado. En la parte posterior tiene un altar, hecho también de obra de mampostería, así como bancos corridos, del mismo material y hornacinas en los laterales. Descendiendo un poco más hay un manantial de agua muy fresca y cristalina.

     Se cree que allí se celebraban misas y otros actos religiosos en los primeros años que siguieron al de la conquista y antes de que levantara la iglesia de Sant Antoni. Dicha cueva en aquellos tiempos remotos se consideraba como una especie de templo subterráneo.
     Documentos del silgo XIV demuestran que ya existía. Se cree que su origen se encuentra en un navegante que realizó una promesa a raíz de un temporal que había puesto en peligro la embarcación donde viajaba con todos los pasajeros. Este hombre llevaba una imagen de la virgen a la cual prometió venerarla en el puerto al que llegasen sanos y salvos. Un día 24 de agosto, el barco, llegó al puerto de Sant Antoni de Portmany y desde entonces, la Santa, se venera en esta cueva y es un día de fiesta en Sant Antoni.
    Algunos historiadores creen que la capilla data de los primeros siglos del cristianismo (siglos I-IV) y otros piensan que se trataría de un culto cristiano en época musulmana (siglos X-XIII). En el siglo XVII se hicieron obras de mantenimiento y se levantó una ermita cerca de la puerta, hoy en día desaparecida.
Aquarium Cap Blanc, Sant Antoni de Portmany
     A dos kilómetros del centro de Sant Antoni, muy cerca de Cala Gració, junto a la carretera, está el camino hacia el Aquarium de es Cap Blanc (acuario marino instalado en una cueva natural) también conocido como sa Cova de ses Llegostes, (era un antiguo criadero de langostas) sa cova des Peix o sa cova des Vell Marí. Con éste último nombre se denomina en ibicenco a las focas monjes, que se refugiaban en esta preciosa cueva natural hasta que se extinguieron en las Islas Baleares.

     Tiene una superficie de 300 m2 y se encuentra a la cota del nivel de mar, fue origina por la acción erosiva del agua del mar al chocar sobre la roca caliza.
     Durante mucho tiempo éste era un lugar donde se celebraban fiestas populares y hoy en día, es un acuario natural en el que el visitante pueden observar una representación de las especies marinas típicas de Ibiza. Meros, langostas, morenas, congrios, rayas, serviolas o doradas son algunas de las especies que podremos ver. Al estar situado cerca de la playa de Cala Gració, tiene una maravillosa vista sobre la Bahía de Sant Antoni y es una buena alternativa para acabar el día viendo la puesta de sol.

HORARIO
Invierno: cerrado. Sólo visitas programadas para grupos de escolares y tercera edad
Verano: De mayo a octubre. Todos los dias de 09:30 a 23:00 horas

Precio adultos: 4,5€
Precio niños: 2,5€

LOCALIZACIÓN
Crta. Cala Gració s/n
07820 Sant Antoni de Portmany (Eivissa) España
Pozos y fuentes de Sant Antoni de Portmany
     A lo largo del territorio del municipio existes diferentes recursos hidráulicos como pozos, fuentes y norias. Hay pozos que dan nombres a casa, fincas, canales y hasta a “vendes”. Muchos de estos pozos, que se suelen encontrar al lado de los caminos, eran de uso público al igual que las fuentes. En la actualidad la mayoría de los pozos tienen una estructura abierta denominada capilla, las paredes son de mazonería y están emblanquinadas. Muchos de estos pozos están restaurados y “les colles de ball pagès” celebran bailes populares, de esta forma, se continúa con las celebraciones ancestrales que rendían culto al agua.

El calendario de estas “ballades” asi como la agrupación y el pozo en el que se celebran es el siguiente. El día exacto cambia de un año a otro:

Finales de junio (Primer domingo siguiente a San Pedro) - Colla de Can Bonet - Pou des Escarabats

Finales de junio - Colla de Buscastell - Pou de Corona

Finales de julio (Primer domingo siguiente a San Jaime) - Colla de Can Bonet - Es Broll de Buscastell

Mediados de Septiembre - Colla Sant Mateu - Cala d'Albarca

Principios de octubre - Colla de Sant Rafel - Pou d'en Micolau



Segundo domingo de octubre - Colla Brisa de Portmany Pou de Forada
Poblado musulmán Sa Penya Esbarrada, Santa Agnès de Corona
     El Poblado musulmán de Sa Penya Esbarrada se sitúa en una zona montañosa frente a las islas Margalides dentro del paraje denominado Es Barrat.

      Son unas antiguas ruinas de una casa de origen musulmana que estuvo habitada hasta el siglo XII ya que se cree que fue abandonada cuando llego la conquista cristina en el año 1.235.
     Las ruinas, de 1.500 metros cuadrados, permiten visualizar la planta rectangular de un edificio rodeado de un patio central alargado, con estancias a cada lado. Además de las estancias principales, las ruinas, dejan ver otras edificaciones como corrales o almacenes. La ubicación de esta casa payesa no es casual ya que la casa se levantó en un terreno elevado y boscoso pero cerca de las fértiles tierras del “Pla de Corona” para su explotación agrícola. Seguramente, esta casa, fue el preludio de la ocupación de Corona.

Ocio Nocturno
     Sant Antoni de Portmany es uno de los lugares más conocidos por los turistas europeos, por la espléndida belleza de su Bahía y su espectacular costa de ses Variades donde se hallan múltiples terrazas en las que poder disfrutar de una cena o una copa al aire libre, mientras se obserba la puesta del sol.
     La Bahía de Sant Antoni es un lugar muy frecuentado por los residentes en la isla y por los turistas, tanto de día como en la noche. El punto neurálgico es el Passeg de ses Fonts, donde pueden encontrar una variada oferta de bares, restaurantes y tiendas, en torno a la fuente central que en las noches de verano es el escenario de un refrescante espectáculo de luz y sonido. Desde el Passeig de ses Fonts se accede a las calles interiores del pueblo, donde existen numerosos comercios de ocio nocturno, bares y restaurantes, una zona conocida como el "west-end".
     La Bahía también es el escenario de un espectacular castillo de fuegos artificiales en el mes de agosto, el día 24, fiesta de Sant Bartomeu, cuando miles de personas se reúnen frente al mar para disfrutar de su cielo iluminado con impresionantes cascadas de colores. A lo largo del año se celebran numerosos conciertos al aire libre y actividades dirigidas a todos los públicos, en el mismo Passeig de ses Fonts.
     Este municipio cuenta con cuatro de las discotecas más famosas de toda Ibiza. Cerca de la bahía se encuentran, una al lado de la otra, las discotecas “Eden” y “es Paradis” con una decoración increíble y unas fiestas a las que los “clubers” no pueden faltar como la fiesta del agua. En la carretera de Ibiza a San Antonio, en el término de Sant Rafel, se encuentran las discotecas de “Amnesia” y “Privilege”, teniendo esta última el honor de ser la discoteca más grande del mundo según en el Libro Guinness de los Records. Poco tiene que envidiar a sus vecina la discoteca “Amnesia” ya que cada año presenta nuevas fiestas sorprendiendo a sus seguidores y fiestas emblemáticas como su fiesta de la espuma.
Rutas Deportivas
     El entorno natural del municipio, ya sea por su interior o por su costa, es ideal para la práctica de todo tipo de deportes. Se pueden realizar un sinfín de actividades deportivas:
     Los amantes del senderismo tienen una cita con las rutas des Falcó, cinco caminos de diferente dificultad y recorrido que permiten conocer el municipio desde dentro, disfrutando de los campos, de las playas, de las zonas más rurales y las más modernas y cercanas al centro del municipio. El mirador de Ca'n Bernadet ofrece impresionantes vistas de la bahía, mientras que los acantilados de Cap Nunó, cerca de cala Salada, harán vibrar al visitante con sus escarpadas pendientes, talladas por los elementos de la naturaleza. Siguiendo la costa, cerca
del valle de Corona, se puede disfrutar de las espectaculares vistas de los islotes de ses Margalides. También tienen la posibilidad de participar en las Caminatas Nocturnas de Luna Llena, desde junio hasta octubre, los Dos Dias de Senderismo isla de Ibiza y la Media Maratón de Montaña que se celebran en el mes de octubre. El ayuntamiento de San Antoni de Portmany pone a disposición de todos una guía con las rutas de nordic walking: Ver Folleto con 5 Rutas
     Si el visitante está más interesado en el ciclismo, Sant Antoni ofrece la posibilidad de realizar inolvidables excursiones por múltiples recorridos señalizados y de participar en pruebas ciclistas de carretera y montaña. Desde la conocida Marcha Cicloturista des Porquet, que marca el inicio de la temporada ciclista a principios de febrero o la ya famosa Vuelta Cicloturista a Ibiza, que tiene lugar en octubre coincidiendo con el puente del Pilar, una prueba en la que han partici-
pado conocidos cilclistas como Miguel Indurain, Abraham Olano o Eduardo Chozas, entre otros, hasta la conocida Vuelta a Ibiza en Mountain bike, en abril, centenares de profesionales y aficionados no se pierden año tras año esta citas con el deporte en plena naturaleza, que han convertido a Sant Antoni en un punto de referencia nacional para este deporte. El consell de Eivissa y Formentera pone a disposición de los turistas y habitantes una guía con varias rutas ciclistas BTT:

Dificultad Baja Dificultad Media-Baja Dificultad Media-Alta Dificultad Alta
- Camí Vell de Sant Rafel - Santa Gertrudis - Sa Serra Grossa - De costa a costa
  - Sa Capella - Cala Jondal  
  - Sa Talaia - Calas de Sant Josep  
    - Es Camp Vell  
    - Dalt Vila  
    - Partimonio de la Humanidad  
    - Calas del Oeste  
     Otro evento que cuenta cada año con más participantes es del las carrilanas, vehículos de fabricación casera que ofrecen un gran espectáculo desafiando al cronómetro y a la fuerza de la gravedad en una bajada. Cada mes de noviembre, 50 vehiculos descienden ante más de 4.500 espectadores por la pendiente que lleva a Cala Salada bajo el nombre de 'Carrera de campeones'. También desciendesn en el mes de febrero por Ses Marrades de Corona coincideindo
con el programa de fiestas de Santa Agnès de Corona. Los aficionados al motor pueden disfrutar, entre otros acontecimientos, del singular Scooter Vintage Tour de marzo, donde se reunen scooters de todo tipo y procedencia para recorrer los rincones más especiales de la isla.
     Como no podía ser de otra manera, las posibilidades deportivas de este municipio se extienden a su costa, donde es posible practicar kitesurf, wakeboard, esquí acuático, kayak, snorkelingbuceo o submarinismo en sus cristalinas aguas y disfrutar de unos fondos de gran belleza por su fauna y por su vegetación, en especial por las praderas de posidonia oceánica, una planta que crece como un inmenso césped acuático y que oxigena y limpia las aguas, de manera que garantiza una visibilidad óptima durante todo el año y un color turquesa que se encuentra en muy pocas costas del litoral español.
     Los deportes de vela y la práctica del turismo náutico son otro de los puntos fuertes del municipio, que ofrece enclaves magníficos para el fondeo, además de unas costas que merece la pena conocer desde el punto de vista del marinero. La Estación Náutica de Sant Antoni-Sant Josep permite ampliar la experiencia del mar con actividades de cicloturismo, escalada o senderismo
Comercio y Artesania
     En el municipio de Sant Antoni de Portmany existen todo tipo de comercios, entre los que pueden encontrar moda ibicenca (Adlib) en la rque reina el blanco con encajes y otros productos específicos de la isla como telas bordadas a mano, trabajos en piel, cerámica y bisuteria. Los souvenirs conviven con tiendas de decoración, los licores tradicionales con locales donde encontrar la ropa más trendy, con lo que el turista podrá satisfacer sus demandas, sean cuales sean.
      Todos los domingos de invierno la cita obligada es con el mercadillo de artesanía del paseo de ses Fonts, mientras que en verano el visitante puede optar por dos propuestas: los puestos que se instalan en el citado paseo todas las tardes, o el mercadillo artesanal que se ubica junto a la iglesia. Pero si el visitante está realmente interesado en la artesanía, la ruta obligada es una visita al pueblo de Sant Rafel, donde varios maestros artesanos cuentan con talleres donde adquirir o simplemente admirar las cerámicas típicas.
     Su oferta gastronómica incluye productos de repostería, quesos, sobrasadas, licores o vinos, entre otros. Pero predomina por su amplia oferta de vinos, bajo la indicación geográfica Vinos de la Tierra de Ibiza, en su mayoría producidos en el valle de Sant Mateu y elaborados con uva monastrell. Sus bodegas (Sa Cova, Ca'n Maymó y Ca'n Rich de Bucastell) son visita obligada o, al menos lo es probar alguno de sus vinos.
Fiestas Patronales y Populares de Sant Antoni de Portmany
     Otra manera de disfrutar de la cultura ibicenca es asistiendo a las fiestas populares de los distintos pueblos de la isla que aún conservan su esencia originaria. El programa de fiestas no se centra tan solo en la fiesta del día del patrón, ya que se puede participar en diversas actividades lúdicas y deportivas para niños y mayores la semana anterior y posterior al día del patrón. El programa de fiestas de cada municipio permite reunirse con los artesanos y anticuarios de cada localidad, asistir a las demostraciones de "ball pagès" y degustar dulces tipicos ibicencos.
      La fiestas celebran el patrón de cada localidad. Estas, empiezan el mismo día de la celebración, por la mañana, con un repique de campanas de la Iglesia, para avisar del comienzo. Después se oficia una Misa solemne, con la mayoría de los habitantes del pueblo y con los visitantes que se hallan de paso por la Isla. Al finalizar la misa se celebra la procesión y un poco mas tarde se puede presenciar, en la plaza de la iglesia una “ballada pagesa” (bailes típicos), a cargo de la “colla” (grupo folklorico) de la localidad, ataviados con los trajes típicos ibicencos. Las fechas de las celebraciones patronales en cada pueblo son:

Sant Antoni de Portmany: : día 17 de enero
Santo Agnès de Corona: : dia 21 de enero
Sant Mateu d'Albarca: : día 21 de septiembre
Sant Rafel de sa Creu: : dia 24 de octubre

Otras fiestas de interes:
Fiesta de Sant Bartomeu (San Antonio de Pormany): dia 24 de agosto
Fiesta de Forada (Buscastell): dia 8 de diciembre, la Inmaculada, patrona de Forada


Ball Pagès (Baile Tradicional Ibicenco)
     Lejos de perder el folklore tradicional, Ibiza conserva y protege sus costumbres y es habitual que en acontecimientos y fiestas patronales de cada localidad haya demostraciones de este baile tradicional en los alrededores de las iglesias y en los pozos más antiguos (ballades).

      El "Ball Pagès" se caracteriza por el desgaste físico del hombre, mientras que la mujer muestra una actitud sumisa. El hombre gira alrededor de la mujer, a quien no le puede dar la espalda. La música se hace con el tambor, la flauta, las castañuelas y el espadón; siendo los “sonadores” los encargados de tocar los instrumentos de viento y percusión, y el “ballador” el encargado de las castañuelas. Los bailarines van vestidos con la indumentaria tradicional ibicenca y además las mujeres la decoran con la “emprendada” que son collares, joyas y cruces de oro (también van ataviados con pendientes y anillos)
     Hasta la década de 1930, los bailes, eran muy activos en toda la clase de fiestas familiares (matanzas, fiestas patronales, fiestas en los pozos, bodas…) pero después de esta década fueron considerados despectivos. En la época de la Transición se volvieron a recuperar como elemento de cultura autóctono y hoy en día son “les colles” (agrupaciones folclóricas) las que se encargan de llevarlas a cabo.
    Las “ballades” (bailes típicos) en pozos y fuentes se llevan a cabo en verano, y conmemoran la finalización de la recolecta y los trabajos del campo. También rinden culto al agua, de ahí que se celebren en los pozos y fuentes.

El calendario de las “ballades” en pozos y fuentes en el municipio de Sant Joan de Labritja es:
  • POU DES ESCARABATS : Primer domingo siguiente a San Pedro (Finales de julio) - Colla de Can Bonet
  • POU DE CORONA: Finales de junio - Colla de Buscastell
  • ES BROLL DE BUSCASTELL: Primer domingo siguiente a San Jaime (Finales de julio) - Colla de Can Bonet
  • CALA D'ALBARCA: Mediados de Septiembre - Colla Sant Mateu
  • POU D'EN MICOLAU: Principios de octubre - Colla de Sant Rafel
  • POU DE FORADA: Segundo domingo de octubre - Colla Brisa de Portmany
     En lo que respecta a los bailes, hay tres tipos de danzas tradicionales “sa curta”, “sa llarga” y “ses nou rodades” además, "les colles", han introducido en las ultimas décadas nuevos bailes, todas, variantes de “sa llarga” (“sa filera”, “ses dos balladores” y “es canvi de parella”). Y los trajes tradicionales; en las mujeres, dispone de la "gonella negra amb mantellina" (vestido de negro com mantillo), la "gonella negra amb capell" (vestido negro con sombrero), el vestido blanco (el mas usado en el baile) y el de color. En lo que respecta a la vestimenta masculina, también dispone de los trajes blancos, tanto el de "drap" como el de hilo y el traje de lana negro (gonella).
Vinos y licores Ibicencos
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
       Vino: La elaboración del vino la iniciaron los fenicios en el siglo VII aC y desde que los romanos introdujeron nuevas técnicas de cultivo se mejoraron los procesos de vinificación y el arte de la elaboración del vino para consumo propio. Esta tradición se ha transmitido de padres a hijos hasta hoy. La elaboración del vino se realiza en una prensa o pisando la uva dentro de un barreño, a partir de ahí se le añade azúcar y frígola y se deja macerar aproximadamente una semana en un barril para que tome sabor y alcohol. Se pasa a barriles para su posterior embotellación después de unos 2 meses.
 
 
     Frígola: La flor del tomillo se ha usado en Ibiza para muchas aplicaciones ya que contiene aceites esenciales muy aromáticos y tiene propiedades curativas. Pero además es el ingrediente básico de la "frígola", licor estomacal que suele prepararse al destilarse en aguardiente las hojas y flores del tomillo. Despues se le añade azúcar, se mezcla, se filtra y se guarda en botellas para que macere. El resultado es un licor dulce de color anaranjado, poco denso, muy aromático y de unos 30 º de graduación. Es digestivo, y se toma habitualmente después de las comidas, solo o con hielo.  
       Hiervas Ibicencas: Desde hace mucho tiempo, los pitiusos, conocian bien las propiedades medicinales de muchas plantas silvestres. Dadas las propiedades amargas de algunas de estas plantas, se fue añadiendo azúcar a las infusiones. Y esta costumbre se mantuvo para terminar elaborando las "herbes dolçes". La elaboración es simple y basta con macerar con anís algunas de estas hiervas: romero, yerba luisa, yerba buena, "frígola", laurel, hoja de limón, ruda, camamila, salvia, menta salvaje, astillas de enebro, corteza de limón e hinojo florido (la cantidad y tipo de hierbas varía según la receta de la casa). Después hay que guardar las botellas en un lugar fresco y seco durante un mínimo de tres meses.
 
Gastronomia (Platos típico Ibicencos)
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
       Bullit de Peix: En una tierra marinera como Ibiza no podían faltar las recetas elaboradas con los manjares que proporciona el mar. Se trata de un delicioso guiso de patatas con pescados y un poco de verdura. Los pescado varían entre mero, emperador, gallo y raya entre otros. Se cocina en una "greixonera", la típica cazuela de barro de las Illes Balears.  
       Borrida de Rajada: Un exquisito y tradicional plato del Mediterráneo, muy arraigado en la gastronomía popular de Ibiza y Formentera, donde se prepara de forma muy especial. En las Pitiusas, la raya (rajada) es protagonista de varias recetas. Se prepara con trozos de este pescado, marinados con sal y zumo de limón, que luego se enjuagan y hierven en muy poca agua. Aparte, en un mortero, se pican dos cabezas de ajo, una galleta o pan tostado, perejil, almendras tostadas y pimienta. Se mezcla esta picada con huevo batido y aceite, y se esparce sobre los trozos de raya, dejándolo cocer todo a fuego lento.  
       Sofrit Pagès: Un plato contundente de Ibiza y Formentera, que se hace con patatas, carne y especias. Se elabora preparando primero un buen caldo de gallina y cordero. Luego se hace un sofrito con manteca de cerdo, ajo, sobrasada, botifarró, perejil y patatas cortadas a dados. Cuando están bien fritas, se añaden unas cucharadas del caldo, la carne hervida y troceada y especias al gusto como sal, pimienta, canela, azafrán, ajo, pimientón, perejil, clavo, azafrán y/o pimienta... (dependiendo del cocinero) Y se deja cocer todo a fuego muy lento hasta que el caldo se ha reducido.  
       Arroz de matanza: Es un plato muy popular en Ibiza, típico de las casas donde todavía se lleva a cabo la matanza del cerdo y en las antiguas bodegas; convertidas hoy en dia en excelentes restaurantes de cocina tradicional. Se elabora en una olla, un caldo, troceando menudamente y sofriendo, asaduras y despojos de cerdo (lo que no es propiamente carne), cebollas tiernas y pimiento, todo ello condimentado con unas ramitas de hinojo, ajo, laurel y guindilla. Cuando ya esta todo en la olla y el caldo este preparado, se añade el arroz.  
       Ensalada Pagesa: La gastronomía tradicional pitiusa proviene de una sociedad en la que se aprovechaba al máximo los recursos naturales que ofrecía la propia isla: las huertas y la ganadería eran y son unos de los mas importantes. Para su elaboración basta con mezclar en un bol todos los ingredientes: pimientos rojos asados en tiras, patatas hervidas en tacos, huevo cocido, pimiento verde, tomates y cebolla troceados en tacos. Aliñar con sal y abundante aceite de oliva.  
Postres Típicos Ibicencos
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
     Salsa de Nadal: Es todo un símbolo y una tradición de esta época del año(Navidad). Se prepara una vez al año en grandes cantidades, y se consume durante los días de Navidad, como postre o aperitivo, mojando en ella bizcocho llamado "bescuit de Nadal". La salsa se elabora a partir de un caldo de carne que se mezcla con pasta de almendras, azúcar, canela y especias. El resultado es una salsa líquida, más o menos espesa.  
       Buñuelos: Este tipo de dulce, casi siempre, aparece en las fiestas y celebraciones. Se elaboran con una pasta hecha a base de harina, huevo batido, rayado de limón, leche, azúcar y patata. Se mezcla todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. Entonces se calienta abundante aceite en una sartén honda, y se fríe la masa dejándola caer a cucharadas. Una vez listos y tibios se espolvorean con azúcar.
     Orelletes: Antiguamente se preparaban sólo para festejar eventos, como bodas y otras celebraciones, pero hoy pueden encontrarse en las pastelerías y hornos de las islas durante todo el año. Su nombre proviene de su singular forma, similar al contorno de una oreja. Curiosamente, en algunas poblaciones confeccionan este dulce dándole una presentación característica propia en forma de flor. Se elaboran con una mezcla de huevos, harina, licor de anís, azúcar y aceite de oliva. Una vez obtenida la masa, se les da forma y se fríen a fuego lento, en aceite muy caliente. Cuando están frías se espolvorean con azúcar.
     Flaò: Antiguamente, cada plato típico de las pitiüses se consumía en una determinada época del año y este está asociado a las fechas de Pascua y se preparaba para el domingo de Resurrección. Se prepara en un molde o "flaonera" extendiendo la masa (compuesta de harina, agua, aceite, manteca de cerdo y un pequeño chorro de anís) de consistencia más bien dura, en capa fina. En un recipiente se mezclan todos los ingredientes del relleno (compuesto por huevos, azúcar, queso y unas hojas de hierbabuena) y se vierte sobre la masa. Se hornea a temperatura moderada de 30 a 40 minutos y, una vez frío, se cubre con una capa de azúcar molido.
     Greixonera: Este dulce típico de las pitiusas se atribuye a las celebraciones familiares y era una receta utilizada para aprovechar las ensaimadas del día anterior. Podría definirse como un "pudding" perfumado con canela. Los ingredientes utilizados son las ensaimadas, huevos, leche, azucar, limón, canela y mantequilla. Todo esto se mezclan y se echan en una "greixonera" o cazuela de barro plana. En un horno a temperatura moderada se cuece durante media hora. Antes de desmontarlo hay que dejar que se enfríe; después se espolvorea con canela en polvo.
Gastronomia Típica Variada
      Los ibicencos, sienten una auténtica devoción por los productos frescos y naturales. Antiguamente, las casas de campo se autoabastecian con su propia huerta, sus árboles frutales y su granja de animales y todavía existen muchos hogares que mantienen esta tradición.

     También, el mar, proporciona un surtido fabuloso de pescados y mariscos, que se pueden degustar nada más salir del mar. Y los bosques ofrecen deliciosos revollones que proliferan bajo la pinocha de los pinos o los espárragos que crecen por los laterales de las "feixas".

      El recetario ibicenco es rico en arroces, platos con ave o cordero, guisos, pescados horneados, repostería…En Ibiza se elaboran hoy en día numerosos productos gastronómicos como aceites de oliva virgen extra, vinos blancos y tintos, licor de hierbas, quesos, embutidos, mermeladas, miel… y aqui os detallamos la mayoria de ellos:
     Panades i robiols: Las "panades" son pastas de masa sin levadura con forma de caja cilíndrica y con cubrimiento hecho de la misma masa. El relleno puede ser de carne, pescado o guisantes, aunque las más típicas son las elaboradas con carne de cordero, que en los días de Pascua es más sabrosa. Las "panades" de pescado eran más típicas de la Cuaresma. Los "robiols" son piezas de pasta de harina fina pastada con aceite, manteca y huevo, de forma semicircular y rellenas de confitura, requesón, crema o cabello de ángel. Se consumen por Pascua ya que según la tradición cristiana no se puede comer carne los últimos dias de la Cuaresma.
     Panellets: Cada primero de noviembre, día de Todos los Santos, las familias se reúnen para rendir culto a sus antepasados visitándolos en el cementerio, adornando sus lápidas con flores y degustando los postres típicos de tan señalada fecha. Los "panellets" son un producto de repostería realizado con almendra, azúcar y huevo y de gran consumo en las fechas próximas a Todos los Santos. Su masa es un mazapán al que se le añaden diferentes frutos secos (piñones, rayadura de coco, cobertura de chocolate...) que generan diversas formas y sabores.  
     La sobrasada se ha convertido en una de las señas de identidad de Ibiza. Nace de la necesidad de conservar la carne del cerdo y ss sin duda el producto más apreciado de las matanzas. Para hacer la sobrasada se elige la carne de mejor calidad, se corta, se le añade un poco de tocino (xulla) y se pica todo para que pueda mezclarse bien con el pimentón dulce, pimentón picante al gusto y sal. Despúes se mete toda la mezcla en los intestinos, previa limpieza de ellos, y se cuelgan para que empiece su transformación: pierden humedad, la masa se condensa y gana en aroma, sabor y color rojo. Pasado cierto tiempo ya tienen su aspecto característico y ya puede ser consumido. (Elemento rojo de la imagen)
El "butifarró" es otro producto que se elabora en las matanzas, estas se hacen con las partes llamadas sanguinosas: el corazón, la papada, el hígado, y la sangre. El proceso es similar al de la sobrasada: se pica, se adereza con varias especies y se embute en el intestino de cerdo. (Elemento negro de la imagen)
       Coca de Pebrera: La coca es una forma de preparar platos con mucha tradición en todo el Mediterráneo. Se invento para aprovechar la masa de pan que no se había hinchado. En vez de desechar esta masa, se cocían plana. Esta compuesta principalmente de pimiento rojo, tomate, cebolla y ajo. Con todo esto y un chorro de aceite de oliva se cuece al horno.  
       La miel Ibicenca tiene una calidad excelente, por la flora variada del mediterráneo y de la isla en particular, con mucha presencia de romero, alfalfa, tomillo, lavanda, naranjos... con una tradición milenaria y unas características fisicas, quimicas y organolépticas (sabor, textura, olor y color) dependiendo del tipo de miel. Una miel con todas las propiedades de la flora de la isla.